Seleccionar página

Roser Casalprim. Psicoanalista. Coordinadora del Centro de Salud Mental Infantil y Juvenil de la Fundació Nou Barris.

1. Introducción

Antes de empezar a hablaros del caso que voy a presentar, quiero señalar un par de cuestiones previas:

Desde la práctica cotidiana, casi siempre se constata, y creo que estaréis de acuerdo conmigo que en la atención clínica y asistencial de los adolescentes (también de los niños y de sus familias) que padecen un Trastorno Mental Grave, el trabajo en red, entre diferentes servicios, es indispensable. Este trabajo, que denominamos, desde hace años así, trabajo en red, consiste, como la mayoría sabemos, en la articulación y la colaboración de los distintos saberes, las diferentes disciplinas, social, educativa, clínica, sanitaria, jurídica, etc. y, por lo tanto, de los diferentes profesionales y/o servicios que intervienen o intervendrán en períodos puntuales, si se requiere, en un mismo caso. En consecuencia, cuando abordamos un caso desde diversos dispositivos, está claro que se pone en juego la vertiente que cada uno puede aportar, es decir las posibilidades para la intervención, pero también, y esto me parece esencial para poder llevar a cabo un trabajo entre varios, o si preferís, en colaboración, en red, como se dice, los límites tanto de los diversos saberes y disciplinas como de los recursos y de los servicios. Creo importante destacarlo porque es a partir del reconocimiento de estos límites que se puede operar desde las posibilidades, o viceversa, y se abre también la vía para pensar conjuntamente estrategias o nuevas estrategias para los casos, el aprovechamiento de los recursos existentes desde cada servicio y/o la invención de nuevos al reconocer las carencias de los que hay, carencias a las que nos confronta el trabajo clínico con los pacientes, etc. Lo resalto, también, porque, si bien puede parecer bastante claro o incluso una obviedad y es fácil de decir, a veces es difícil de practicar, todo y que en la red tenemos ya una gran tradición en este sentido y, en el caso de los TMG, ha quedado incluso recomendado como algo sistemático a aplicar en todos los casos (PAI o Programa de Atención Individualizada).

Los casos clínicos completos los encontrarás en la edición impresa.