Seleccionar página

Raúl Salmerón. Psicólogo. Hospital de Día de adolescentes Nou Barris

“El infierno de los vivos no es algo por venir; hay uno, el que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es riesgosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio.”

Italo Calvino.

Un planteamiento inicial para esta mesa, partía del cuestionamiento en torno a aquello que se mueve entre lo terapéutico y lo social y como ello se contempla desde nuestra red de salud mental. Es esta una línea de trabajo interesante por lo que respecta a los adolescentes con los que trabajamos en nuestro Hospital de Día. Pacientes con graves problemas a nivel de salud mental.

Estos pacientes comparten además del dolor que implica el propio trastorno mental, un plus de sufrimiento referido a su relación con lo social.

Los casos clínicos completos los encontrarás en la edición impresa.